COMPETICIÓN

CAMPEONATO INTERNACIONAL 2017

TEA PAIRING

MARIDAJE CON TÉ

El participante que compite en esta categoría debe demostrar la habilidad de maridar un té con un pequeño bocado dulce o salado, presentándoselo a cada miembro del jurado.


Tea Masters Cup

  • La tea Masters Cup es una de las competiciones internacionales más revelantes dentro del mundo del Té. El próximo mes de octubre reunirá a profesionales de: Austria, Bielorrusia, República Checa, Georgia, Grecia, Hong Kong, Italia, Kenia, Letonia, Nueva Zelanda, Polonia, Vietnam, Rusia, Corea del Sur, Singapur, Taiwán, Turquía, Ucrania, EEUU, Francia, Indonesia, Kazajistán y España.

Objetivo:

  • La promoción de la excelencia del té y el enriquecimiento profesional de los participantes. Especialmente de quien se alce ganador/a, pues el broche de oro de su paso por el campeonato nacional pondrá ante él/ella la oportunidad y el compromiso de representar a España en el certamen internacional, a la vista de otros países. 

A quién va dirigido:

  • Podrán participar en el Campeonato todas las personas físicas de nacionalidad española que se sientan animadas a hacerlo. Profesionales o amateurs de la gastronomía y/o del mundo del Té (sommeliers, tea blenders, catadores, chefs, aficionados apasionados ... ) capaces de elaborar un tea pairing (maridaje de té con una composición culinaria) siguiendo las reglas que establece la Tea Masters Cup™ SPAIN.

​El Jurado:

  • Integrado por reconocidos catadores profesionales y autoridades del mundo del Té y la Gastronomía.

Qué evaluamos:

  • Durante el campeonato los candidatos serán evaluados en la disciplina maridaje con té (tea-pairing). Categoría centrada en valorar la capacidad del participante para crear una composición de té y comida armoniosa desde el punto de vista sensorial, elegante en su presentación, sorprendente por novedosa y potencialmente práctica por su reproducibilidad en el ámbito comercial de la hostelería.

Premios:

  • Todos los candidatos que tras ser seleccionados por el comité organizador participen en el campeonato nacional obtendrán un diploma acreditativo. El premio del vencedor, la oportunidad de representar a España (viaje, alojamiento y tea-tour incluidos) en la final internacional que se celebrará en septiembre (del 25 al 30) en Enshi, provincia de Hubei (China), región productora de Té por excelencia y lugar de nacimiento de Lu Yu, primer Maestro de Té, reverenciado en el mundo entero.

Los Tea-pairings TMC Spain 2017

Por rigurosa entropía, pues hemos confiado al azar por qué aspirante comenzar, os presentamos en primer lugar el maridaje "Nikkei" de Marisol González. La cocina "Nikkei" no es japonesa ni peruana, es ella misma, un maridaje perfecto de las dos cocinas en que se basa, y eso mismo pretendió Marisol al hermanar el sabor a Sencha del Imperio del Sol Naciente con el mar contenido en su ceviche limeño, creando "Pacífico", un maridaje con identidad y nombre propios.

Juliana Perpen, nuestra "Spicy Yuli", como a ella misma le gusta llamarse, nació en La Línea, Cádiz, un pedacito de España donde el Té es un miembro más de cada familia. Creció rodeada de Té y especias, y aún muy joven, pero con su vocación bien definida, buscó experiencia e inspiración en teterías de España y Gran Bretaña. Espíritu libre y emprendedor no tardó en colgar el letrero "Spicy Yuli" y montar su propio negocio en el corazón mismo de Malasaña. ¿Su fórmula secreta? Como relleno, cientos de especias y tés, deliciosos delicatesen y, por supuesto, servicios de té de los que encapricharse. De cobertura, conocimiento, experiencia y hospitalidad.

¿Qué hay de su mágica pócima para conquistar el corazón del jurado de la TMC España 2017?

Un "Tea-pairing" (maridaje con té) capaz de potenciar la malteada fragancia de un té indio Assam Harmutty de primera cosecha, aterciopelando su paso por boca, a base de un chutney casero de nectarina y albaricoque, acompañante ideal de un queso de cabra del Tiétar coronado con un toque de azúcar morena caramelizada, todo ello servido sobre un crujiente cracker inglés de mantequilla. ¿No se os hace la boca agua?

Aspirar la fragancia de un té Oolong Jin Xuang es entrar en un jardín de flores blancas, paladear su licor supone tapizar de terciopelo y dulzor la boca. Su cremosidad láctea, sus lirios, sus notas cítricas, no son fruto de un "blending" de ingredientes, sino de la sabiduría de maestros de Té taiwaneses, capaces de extraer tal perfil sensorial a partir de tan sólo las hojas. La Belleza está en los ojos del que mira, y a Sabrina Molina, apasionada "tea hunter", buscadora incansable de tés por el mundo, le enamoró el "Hui Gan" (dulzor y elegante persistencia) de este Jin Xuan y apostó, según sus propias palabras, por un delicado maridaje romántico. Con un exquisito dominio del "Gong Fu", Arte chino de la ceremonia del té, nos encandiló con la presentación de su "tea-pairing", a base de una galleta sablé de mantequilla con semillas de amapola y té Jin Xuan, acompañada de una vinagreta de remolacha cuyas noas agri-dulces y vegetales contrastaban con la cremosidad láctea de una mousse de queso de búfala. Coranando el conjunto, un toque fresco de caviar cítrico y flores evocadoras visuales del aroma con que el té ya había conquistado nuestro corazón a través de la nariz y la boca.

Impecable y perfeccionista, Juanjo Barquilla, se atrevió con un complejo Pu Erh Mao Feng. Su reto, despertar la extraordinaria sinfonía de sabores dormidos dentro de las delicadas hojas de este té de Yunnan finamente enrolladas sobre sí mismas. Consciente como experto, del papel clave del agua para ello, eligió un manantial de la Rioja, cuya pureza y equilibrio mineral se tiñeron de un rojo intenso casi negro, cuya oleaginosa superficie rica en aceites esenciales hablaba de madera, tierra húmeda, setas, bosque, compota, incluso cuero, dejándonos un reconfortante toque ahumado y una elegante nota a especias, que nos acompañaron largo tiempo como un amigo fiel. Su atrevido maridaje potenciaba cada matiz de este té chino "premium" y dejaba entrever el vasto conocimiento del maestro, que recorrió las cocinas del mundo buscando los ingredientes de su receta. Sobre una almeja fina gallega, sabores nipones como el wasabi, la soja y su té Sencha Yamato de verano. De la India, pimienta y cúrcuma. De China, su particular ahumado, propio de su té Tarry Lapsang Souchong. Del Mediterráneo, el limón y el brande de Jerez, y de su Álava natal, sal de manantial y la deliciosa seta Perretxico.

Quintaesencia de la cultura nipona, su té más popular, el Sencha, no sólo es infusionado, sus hojas más tiernas, una vez utilizadas lejos de ser descartadas se incorporan en su cocina. Famosos son el "Sencha-wazuke" donde las hojas se añaden sobre arroz humeante o el "Sencha ohitashi", en que se aliñan con salsa ponzu (soja y zumo de cítricos.) Conocedora de la tradición tras sus meses de estudio en Japón, Verónica Hegar quiso traer el Sencha hasta nuestros fogones y demostrarnos cuan bien un carpaccio de bacalao, marino y salado, de intenso "umami", se funde en la boca con una ensalada de hojas de Sencha infusionadas, combinadas con arroz integral japonés (genmai) tostado, y aderezada con aceites de soja y sésamo. Coronando el bocadito un toque de semillas de ajonjolí para potenciar sabores y reforzar texturas. Como bebida ideal, un Sencha macerado en frío durante más de seis horas.

Óscar Wilde dejó registro escrito, ninguna reunión de Té merece rango de "Afternoon Tea" sin la presencia a la mesa de "Sir" Sándwich de pepino. Sabedora de la existencia de tan versátil caballero, Anna Poian se atrevió a invitarle y a reinventarle con su versión "à la chinoise", a base de galleta de arroz, mantequilla, un toque de sésamo con pimienta roja y, "of course", pepino, pepino previamente encurtido en Kombucha de té Pi Luo Chun, el mismo clásico té chino para el que realizó su maridaje.

Qhizen Rao, conocedor, en su condición de Maestro de Tés Chinos, del aroma y sabor contenidos en un Bi Luo Chun, auténtica esencia de la primavera, preparó impecablemente este té de tributo, elevado a tal rango por el emperador Kang Xi de la dinastía Qing en el mismo instante en que lo descubrió. Depositar sobre el agua caliente sus tiernas hojas, delicadamente enrolladas a mano en forma de caracola, permite disfrutar de la belleza de su apertura, mientras descienden hacia el fondo de la tetera tiñéndola de jade. Momento en que la mano experta vierte el resto del agua para despertar su fragancia a primavera. En China, un dulce relleno de té verde acompaña cada sorbo, potenciando su frescura y transportándonos a orillas del lago Taihu en Dong Ting, cuna del Bi Luo Chun, cuando la naturaleza tras el invierno se renueva.